Una vivienda de tiralíneas

Esta semana viajamos virtualmente hasta Melbourne para conocer una vivienda diseñada por el estudio FIGR bajo el lema “menos es más”. El empleo de materiales nobles y el juego de geometrías de la propia estructura, hacen que resulte innecesaria una gran ornamentación.

Uno de los aspectos fundamentales en este proyecto, es el aprovechamiento de la luz. La apertura de grandes ventanales en fachada recubiertos por celosías de madera correderas, permiten iluminar el interior de la vivienda sin perder intimidad. Con el objetivo de reflejar esa luz en la cocina, se ha colocado un espejo en la zona del salpicadero.

Para delimitar los espacios en la zona de día, se ha optado por marcar los “umbrales” con madera negra en lugar de poner puertas. El color negro también está presente en la  grifería del baño, elementos de iluminación  y carpinterías exteriores.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *